Badabun te recomienda

Todos piensan que es su hijo, pero realmente llevan 3 años casados


Cuando Brooke Greenberg llegó a este mundo los médicos jamás imaginaron que se convertiría en un caso único en la historia de la medicina. Fue en el año de 1989 cuando Brooke nació por medio de una cesárea. Debido a una complicación durante el parto, su peso era muy bajo y aparentemente sólo tenía un problema en la cintura, que fue corregido pocos meses después. 




Los Greenberg estaban muy felices con la llegada de Brooke, era su primer hijo y querían darle todo lo que estuviera en sus manos por hacerlo feliz. No sólo tenía la atención de sus padres, en general el resto de la familia estaba muy pendiente del nuevo integrante de la familia, sin embargo, algo no andaba bien, los meses pasaban y Brooke lucía exactamente igual que cuando nació, no había crecimiento ni peso de más. Sólo el cabello y las uñas crecían de forma normal, fueron decenas de opiniones pero ningún médico entendía por que el pequeño no lograba crecer. 


Fue entonces cuando los médicos decidieron llamar Síndrome X a la condición Brooke. A partir de los 24 años las cosas se pusieron peor para él, pues no solo contaba con el cuerpo de un niño de 3 años, inesperadamente una madrugada entró en coma... Sus padres estaban muy preocupados, no tenían idea de que pasaba, le detectaron un tumor cerebral, 14 días de angustia mantuvieron a Brooke hospitalizado, sus padres creían que esta vez perderían a su hijo para siempre, estaban derrotados cuando de un momento a otro se recuperó. 



Anna fue la enfermera que se hizo cargo en todo momento. Día y noche esta mujer la pasaba al lado de Brooke, hasta que sin saber cómo ni cuando, ambos se enamoraron a tal grado que decidieron casarse. 





Actualmente ellos llevan tres años casados y aunque el mundo entero piensa que son madre e hijo, no hay nada que les importe, ellos son sumamente felices. 

Aquí Brooke al lado de la hija de Anna: 


Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad