Badabun te recomienda

Al separarlos uno tenía que morir, no creerás lo que sus padres hicieron para que los dos vivieran

nicolemcdonald jadonaniasmcdonald jadón anias siameses siamesesunidos siamesesseparados

27 horas de cirugía fueron necesarias para que un equipo de cirujanos pudiera separar a Jadon y Anias McDonald, dos bebés de 13 meses que habían estado unidos por la cabeza.


Desde que llegaron al mundo, Nicole y Christian McDonald, padres de los bebés, sabían que debían tomar el riesgo de esta cirugía si querían que sus niños vivieran, sin embargo, los diagnósticos eran desalentadores, los doctores afirmaban que debido a la condición de los pequeños, solo uno podría sobrevivir.  


Fueron semanas de preparación para poder llegar a este momento luego de que los bebés cumplieran su primer año de edad y pudieran ser sometidos a la riesgosa cirugía. Muertos de miedo por la idea de perder a uno de sus hijos, ambos padres decidieron hacer una peligrosa donación de medula ósea a pesar de correr el riesgo de quedar inválidos a fin de salvar a las dos criaturas. Afortunadamente a partir de  la operación, hoy es como si volvieran a nacer pues inician una vida nueva separados uno del otro. 


James Goodrich fue el médico encargado del procedimiento, esta fue su séptima cirugía de este tipo, él es experto en separación de creaneópagos (siameses unidos por la cabeza). Los bebés McDonald son el caso número 59 de este tipo de siameses en el mundo. 


Nicole no concebía la idea de tener a sus niños separados, estaba acostumbrada a sostenerles el biberón y contarles cuentos mientras ambos la miraban fijamente. Hace algunas horas, cuando los niños iban hacia el quirófano rompió en llanto, era la última vez que estaban así y todo podía pasar en la cirugía. 



El equipo de médicos tardó 16 horas en separarlos, después 9 horas más sirvieron para reconstruir sus cráneos y revisar que todas las venas y conductos estuvieran bien para no afectar sus capacidades cerebrales. Esta operación provocaba el riesgo de que ambos niños murieran o sufrieran daño cerebral, pero si los dejaban unidos, había un 80% de posibilidades de que murieran por complicaciones de salud antes de los dos años de edad.


Jadon fue el primero en salir de cirugía, cinco horas después Anias fue llevado a la habitación para recuperarse. Hasta ahora los niños han evolucionado favorablemente pero las próximas horas serán cruciales. 



Los padres de los niños saben que apenas comienza lo más difícil pero confían en Dios para que todo siga estando bien y han recurrido a sus redes sociales para pedir oraciones por sus hijos. 

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad