Badabun te recomienda

Tuvo trillizos y murió días después del parto. Pero en las noches regresa a cuidar a sus bebés

trillizos madre milgragro amor cincohijos increible historiadeamor

Dicen que el amor de madre no conoce límites y quizá es lo que vivió esta familia originaria de Kansas, Estados Unidos. Cassie y Joey Smith se conocieron en el 2004 y tras dos años de relación decidieron casarse. Un par de años después nacieron sus hijas Chloe y Tenley, no podían ser más felices.


Cassie era una madre dedicada, siempre mencionaba que lo que más amaba en la vida era cuidar de sus hijos, pues era como ver el amor que sentían ella y su esposo en una forma física. En el 2015, cuando sus niñas tenían 6 y 2 años, descubrieron que serían padres de nuevo pero ahora no sería una sola bendición sino tres, jamás imaginaron que tendrían trillizos. 



Con mucho amor prepararon la habitación de los bebés, celebraron las fiestas de Navidad y Año Nuevo y estaban listos. Como el embarazo era múltiple sabían que nacerían un poco prematuros y en efecto, Cassie sintió los dolores la madrugada del 26 de enero. Los bebés estaban en la incubadora pero eran perfectos, una niña y dos niños.  Mientras Cassie se recuperaba sintió dolores en el pecho y problemas con su respiración, la cirugía le había provocado coágulos en los pulmones y aunque no quería preocupar a su familia fue inevitable, todo se complicó y falleció el 5 de febrero del 2016. 


Joey estaba deshecho pero aunque la pena era inmensa, sabía que tenía que cuidar de sus cinco hijos, las palabras de Cassie no dejaban de retumbar en su cabeza pero ¿cómo los cuidaría si ya estaba en el cielo?



Varias madrugadas Joey escuchó a los niños llorar, pero cuando estaba por salir de la cama se callaban. No le dio importancia a esto hasta un día cuando no pudo más y rompió en llanto. Ahí Chloe, su hija mayor,  le pidió que se calmara y le dijo “Mi mamá dice que no estés triste, que te quiere mucho y que todo estará bien”. Joey pensaba que su niña sólo estaba ilusionada, pero no, conforme avanzaron los días la niña insistió en que su mamá estaba en casa, que la observaba a ella jugar con su hermanita desde la mecedora donde les leía cuentos, que arrullaba a sus hermanitos en las noches para que papá pudiera dormir…


Así fue como Joey entendió que Cassie regresaba todas las noches a cuidar a sus hijos y no solo eso, sino que los  cuidaría toda la vida.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad