Badabun te recomienda

Tiene 89 años y todavía trabaja 12 horas diarias. Pero un niño de 6 años le cambió la vida

abuelo enfermo paletas dólares nietos

Sin importar el país donde vivas, siempre hay personas valientes, que a pesar de estar gravemente enfermas y cansadas no dejan de hacer lo que es correcto y siguen trabajando para poder ayudar a los aún menos afortunados.  

Esta es la historia de Don Fidencio Sánchez, quien a sus 89 años de edad no dejaba de trabajar, día tras día se levantaba muy temprano para ir por paletas heladas y caminaba por kilómetros y kilómetros de calles bajo el sol  solo para vender su mercancía. 




Un día Joel Cervantes conducía por el distrito de Little Village cuando vio a Fidencio mientras caminaba con mucho esfuerzo para empujar su carrito, al ver esto el corazón de Cervantes se llenó de tristeza y no pudo resistirse, por eso decidió comprarle 20 paletas al doble de su precio. 

No hay duda que lo que hizo cervantes por Fidencio fue muy lindo, desafortunadamente esto no terminaría la vida de este abuelo y seguramente todos los días siguientes serían igual para él, ya que la esposa de este señor Eladia estaba gravemente enferma y no podía moverse por lo que comenzó a vender dulces mexicanos, además su única hija había muerto y ahora tenían que hacerse cargo de sus dos pequeños nietos.

Al conocer esta dolorosa historia Cervantes decidió tomar una fotografía del abuelo y  contar su historia  en las redes sociales con la esperanza de que esta familia tuviera ayuda.

Al ver la foto muchas personas de su comunidad se dieron cuenta que ya lo habían visto antes, siempre trabajando con mucho optimismo, fue así como esta noticia llegó a Joe Loera quien dio la idea de publicar la historia en la página web llamada GoFundMe y reunir fondos. La meta era recaudar al menos 3,000 dólares y aunque eran varias las donaciones, la meta parecía no alcanzarse, hasta que de pronto pasó algo inesperado. Mateo, un pequeño de tan solo 6 años al enterarse de la historia, le pidió a su padre (un importante y millonario empresario) su regalo de cumpleaños por adelantado; pagar la escuela completa de los dos pequeños nietos de Don Fidencio  y realizar la donación completa de 3,000 dólares. Ante la solicitud de su hijo, aquel importante empresario quedo conmovido y aceptó inmediatamente, por lo que con esto y con la ayuda de todas aquellas personas de buen corazón que desde el inicio decidieron ayudar al tierno viejecito, ahora Don Fidencio tiene una nueva vida. 

Gracias a estas personas valientes que no ignoraron sus sentimientos,  ahora este humilde y trabajador abuelo podrá vivir el resto de su vida de una forma digna y feliz al lado de su familia. 

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad