Badabun te recomienda

Su madre le rompió la pierna y todos querían matarla. Cuando sepas por qué lo hizo llorarás

fracturo pierna Elsie amputar madre

Jackie, una madre de 28 años tuvo que enfrentar una de las peores decisiones de su vida. Se encontraba en espera de su segundo embarazo, una nueva hermanita para su hija mayor, entre toda familia eligieron el nombre de Elsie. Todos estaban ansiosos por su llegada, fue un embarazo lindo y deseado por todos. Con antojos leves que todos querían saciar. 



Por fin se acercaba la fecha, y aquella tarde soleada fue el día perfecto para la nueva integrante de la familia, comenzaba la labor de parto y todo marchaba bien. El padre y la hermana mayor afuera en la sala ansiosos caminando de un lado a otro. Al parecer algo no estaba bien, la pequeña era revisada por los médicos una y otra vez, y el diagnóstico llegó una parte de su cadera no se había desarrollado durante el embarazo. ¿Qué si podía hacer para ayudarla? Para la madre no se sabe que fue más doloroso si saber lo que su hija padecía o la forma en qué se arreglaría. ¿Qué sentirías si te dijeran que para que tu hija pudiera tener una pierna normal, necesitas lastimarla? Es un ser tan pequeño y frágil que no quieres ni tocarla porque te da miedo hacerle daño, sin embargo la única solución era hacerle 3 fracturas diarias durante 4 meses. Era eso o amputar la pierna. 

¿Qué hubieras hecho en su lugar? Preferir que tu bebé sufriera una sola vez dolor pero sin una pierna, o provocarle un dolor intenso a diario. 



No es mentira que las madres somos capaz de cualquier cosa por el bienestar de nuestros hijos, y muchas veces hacemos cosas que nos pueden causar el peor de los dolores, pero sin con eso nuestros hijos estarán mejor. Entonces lo hacemos. Tal como lo decidió Jackie a tan sólo unos cuantos días Elsie ya era sometida a tres fracturas diarias, su madre se encargaba de cedar a la pequeña para que el dolor fuera menos y por medio de un sistema de tornillos cada mañana, tarde y noche fracturaba la pierna de su bebé. Pese a que estuvo haciéndolo durante 4 meses jamás se acostumbró a lastimar a su pequeña, que sin importar la dosis de anestesia, cada que su madre hacía el procedimiento, su rostro era de dolor y lágrimas en silencio. 

Sin embargo la pierna de Elsie sólo había crecido hasta la rodilla, y los médicos decidieron intervenir quirúrgicamente para acelerar el procedimiento de alargarla, reconstruyeron la cadera, tobillo y pierna. 




Los años pasaban y la pequeña siguió bajo éste doloroso tratamiento, Elsie se mostraba cada vez más fuerte y la familia nunca perdió la esperanza. La madre confiesa haberse sentido tentada a parar el tratamiento y no someter más a su pequeña a tanto dolor. Pero siempre estuvo su esposo para levantarla y hacerle ver que ya estaban a mitad de camino, no podían desistir. 


Gracias a la valentía de ésta familia, todos esos años de tristeza e impotencia valieron la pena, y la pequeña pudo desarrollar su pierna como cualquier otra. Es una niña feliz, que sabe lo que es luchar desde que nació, la familia agradece que Elsie haya llegado a sus vidas y la manera en que un ser tan pequeño les cambió la vida para bien sorprende. ¨Elsie vino a nuestras vidas a enseñarnos que pese a lo dura que sea la vida, el dolor inmenso que puede causar y las ganas de dejarlo todo, no son nada comparadas con la sonrisa de la persona que amas¨ comentó su madre. 

Y tú ¿Qué hubieras hecho en su lugar? 
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad