Badabun te recomienda

Su bebé murió. Pero cuando le dieron un beso de despedida nadie podía creer lo que pasó

leemoorewilliams francescawilliams bellawilliams enfermedadmitocondrial biotinidasa milagro navidad

¿Qué harías si vieras a tu hija de un año luchar por su vida, conectada a varios tubos y con un pronóstico medico de muerte? Seguramente tu corazón se rompería en pedazos y buscarías todos aquello que pudiera salvarla. Eso fue lo que vivieron Francesca y Lee Moore-Williams, un matrimonio británico que vio cómo su pequeñita se debatía entre la vida y la muerte. 


Bella tenía 14 meses cuando en unas vacaciones familiares, sus padres notaron que estaba muy débil y que el cabello se le caía por mechones. Al volver a su hogar acudieron a un hospital y una tomografía del cerebro de la niña confirmó lo peor. 



La bebé tenía una enfermedad que había provocado tanta debilidad en sus piernas que no las podía mover, también presentaba daño cerebral y problemas respiratorios. Los médicos no querían dar esperanzas a la familia, Bella estaba muy mal y en tres ocasiones les pidieron prepararse para lo peor. 

Los médicos determinaron que tenía enfermedad mitocondrial aunque también sospechaban de biotinidasa, una deficiencia de vitamina H que crea que algunas células no se desarrollen. Francesca y su esposo sabían que Bella moriría antes de Navidad y empezaron a hacer todos lo arreglos funerarios.


Bella sólo sobrevivía por los medicamentos y los aparatos que estaban conectados a ella, pero sus padres decidieron que eso no era vida y que la desconectarían, día a día le habían pedido a Dios un milagro, pasaban horas orando al lado de su bebé y aún no veían respuesta. Justo antes de apagar las máquinas, tomaron esta fotografía junto con su hijo Bobby de 5 años. El padre de la bebé sabía que ella estaba lista para dar su último suspiro…


Las enfermeras apagaron las máquinas una a una. Sus padres se acercaron para darle un beso de despedida y fue justo en ese momento cuando Bella empezó a llorar y a moverse. Rápidamente los médicos y las enfermeras entraron en la habitación al escuchar el alboroto, la revisaron y al hacerle estudios determinaron que estaba sana, nadie lo podía creer, aquello tenía que ser un milagro.



Bella tenía biotinidasa pero podría ser controlada con medicamentos, lo mejor era que podría llevar una vida normal al lado de su familia. Bastaron pocos meses para que su cabello volviera a crecer y volviera a ser la niña inquieta y feliz de siempre, hoy se prepara para cumplir dos años. 

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad