Badabun te recomienda

Recibió la peor noticia de su vida mientras volaba, lo que el piloto hizo te pondrá la piel chinita


¿Quién no ha tenido malas experiencias con alguna aerolínea? de por sí el servicio que brinda la mayoría de los aeropuertos es de un nivel muy bajo, cuando vas a viajar en avión, estás resignado a hacer largas e interminables filas para ser atendido, y además de todo, soportar la antipatía de los empleados. 

Sin embargo, no importa lo que hayas pasado, la historia de una viajera que tomó un vuelo en Southwest Airlines, es sencillamente inolvidable.  



La pasajera Peggy Uhle, estaba tomando el vuelo de Chicago a Columbus en la mencionada aerolínea; la situación familiar de esta mujer y madre estadounidense era un poco complicada, por lo que jamás olvidará lo que hicieron por ella aquel día.

A poco tiempo del despegue, algo extraño ocurrió: el avión dio la vuelta y aterrizó de emergencia en el aeropuerto de Midway, lo que despertó sospechas y sorprendió a todos los pasajeros, incluyendo a Peggy. Una vez en tierra, se acercó a la protagonista de nuestra historia una de las azafatas y la acompañó fuera del avión. 

Tanta fue la sorpresa de la madre, que pensó había algún problema con su boleto o alguna otra cosa extraña a causa de un error de ella, sin embargo, la azafata pidió a Peggy que tendiera su teléfono celular, su esposo se había tratado de comunicar con ella, pero con el teléfono apagado durante el momento del despegue, él se comunicó directo con la aerolínea para poder hablar con su esposa. ¡Increíble! ellos atendieron la petición del señor debido a la importancia de la situación de la familia Ulhe.

El esposo de Peggy le anunció que su hijo de 23 años había sufrido una grave lesión en la cabeza, y que se encontraba internado en Denver, las lágrimas invadieron los ojos de Peggy, pensando que el destino le jugaba una cruel broma, ya que ella estaba varada en un vuelo largo y no sabía cuánto tiempo pasaría antes de poder encontrarse de nuevo con su familia. Pero lo que pasó fue realmente conmovedor.




Al terminar la llamada, le comunicaron a la madre que no había de qué preocuparse,  ya que el piloto no solo había tomado la decisión de aterrizar sin autorización, sino que también le reservó un boleto con el primer vuelo a Denver, y por si fuera poco, se habían hecho cargo de los gastos médicos de su hijo. 

Peggy pudo viajar en primera clase y de forma inmediata gracias al piloto de la aerolínea, quien además se encargó de llamarla para asegurarse de que el estado de su hijo fuera estable. Una vez que su hijo salió de peligro, la agradecida madre fue a la aerolínea en busca del piloto para agradecerle personalmente todo lo que había hecho y grande fue su sorpresa cuando este le contestó "Mi hijo murió en un accidente mientras yo volaba y nadie me avisó. Yo hubiera dado mi vida para estar a su lado en sus últimos momentos, no podía permitir que una vez más la historia se repitiera, él era mi razón de ser, disfrute usted de la suya" 

La familia no podía estar más agradecida, y nos deja una valiosa lección, tal vez no todos seamos capaces de apoyar con un vuelo a alguien en necesidad, pero cualquier ayuda que esté en nuestras manos dar, será bien recibida cuando alguien esté en apuros, eso es lo que debemos aplicar en nuestra vida.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad