Badabun te recomienda

Nació con una terrible enfermedad. No creerás lo que su madre hizo para salvarlo



La historia de Dylan Little te partirá el corazón, hace cuatro años Kara dio a luz a su pequeño, las cosas no marchaban bien, tardaron bastante en darle noticias sobre su hijo, los médicos no se explicaban la situación de Dylan. El 80 por ciento de su cuerpo estaba cubierto con una enorme mancha oscura en la espalda. En cuestión de unas horas los médicos delimitaron que tenía una enfermedad que le sucede a una de cada 20 mil personas, Nevus melanocítico congénito, la cual si no es tratada de forma adecuada llega a causar la muerte. 





¨Cuando vi a Dylan simplemente me quedé sin habla, no tenía idea por qué mi hijo estaba así, no me atrevía siquiera a tocarlo, temía lastimarlo¨ comentó su madre. 

Hay casos en los que muchos niños nacen con marcas leves en el cuerpo debido a la enfermedad, pero el caso de Dylan era muy grave, pues esta enfermedad no es algo meramente estético, la situación de su piel puede llegar a provocar cáncer en la piel. 

Los padres empezaron a investigar sobre la enfermedad, veían como la solución era quitar los lunares, sin embargo en el caso de su hijo era prácticamente toda la espalda. ¿Cómo podrían ayudar a su hijo? El hecho de querer deshacer la mancha, pondría en peligro su vida. 

Pero no todo estaba perdido, encontraron a un médico que propuso un nuevo método para combatir la enfermedad, que consistía en insertar implantes, exactamente los que se utilizan para el aumento de senos. Los implantes contenían una solución salina que lo ayudarían a estirar su piel, sin embargo, el costo era verdaderamente caro, algo que no detuvo a su madre, pues sin importarle todo lo que tenía que hacer, esta mujer consiguió tres trabajos para poder pagar el tratamiento, por lo que casi no podía ver a su pequeño, pero eso sí, el sacrificio valió la pena.




Son 26 las cirugías a las que ha estado expuesto este pequeño, sus padres están conscientes de lo difícil que es para uno niño de tan sólo 4 años enfrentar la situación. Pero han dejado claro que no lo hacen por la apariencia, sino por la vida de Dylan. 

Gracias a este curioso tratamiento se ha logrado remover el 50 por ciento de las marcas en el cuerpo, aún faltan por remover, tienen la esperanza de que la piel sana siga estirando lo suficiente para que no quede ni un rastro de posible cáncer en la piel de este niño tan valiente. 

A pesar de que Dylan ha sido sometido a tanto dolor desde meses de nacido, siempre tiene una sonrisa encantadora, que le da la fuerza suficiente a sus padres para seguir luchando, no pierden la esperanza de ver a su hijo completamente sano y día a día hacen hasta lo imposible por lograrlo. 


Un aplauso para estos padres y el pequeño Dylan que nos han enseñado que con amor y dedicación sí se puede seguir.
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad