Badabun te recomienda

Lo que esta maldita enferma le hizo a su hijastra por celos te darán ganas de matarla


La siguiente atrocidad tuvo lugar en Rusia. Sharaliyeva y Sakhyd una pareja de jóvenes esposos, llevaban más de 7 años juntos y tenían dos hijas. Sin embargo, su matrimonio no había sido del todo feliz, pues el marido constantemente le era infiel a su esposa. La mujer se preguntaba ¿Por qué voy a dejar a mi marido? No después de todo lo que habían pasado juntos, empezaron sus sueños desde la juventud y ahora todo marchaba bien. Hasta que descubre que su marido había tenido un romance hace 3 años con una mesera que trabajaba en un café propiedad de ambos. Enseguida Sharaliyeva enfureció quería matar a su marido, pero no lo hizo. Le pidió que corriera a esa mujer, que jamás quería volverla a ver en su vida. Pero ese desliz tuvo una hermosa consecuencia, su hija Yana, el hombre rompió toda relación con la madre de la niña pero siguió frecuentando a la pequeña. 





La esposa no lo dejó, pero aprovechaba todo el tiempo para reclamarle a su esposo su gran error y que no quería ver a esa bastarda cerca de ella o de sus hijos. Aparentemente todo continuó con normalidad, el negocio marchaba de manera exitosa, el mal rato había pasado, se dedicaban a ser felices en familia.  Los fines de semana Yana se quedaba con una tía, que era cuando su papá aprovechaba para visitarla. 

Pero nadie se imaginaba lo que planeaba esta esposa herida, mientras su esposo pensaba en lo buena mujer que era, ya que a pesar de su infidelidad, lo perdonó y siguieron como familia. Ella dedicaba bastante de su tiempo libre para perseguir a Yana, ¿Por qué haría algo así? Sabía exactamente los lugares a los que la llevaba su tía, los paseos por la plaza, el parque que acostumbraban y esas tardes al lado de su padre. Sólo una psicópata se tomaría el tiempo para asediar a una pequeña de 3 años de esa forma.  


Ese fin de semana fue diferente, la tía de Yana llevó a la pequeña al parque de siempre, la niña le encantaba cruzar el pasamanos con ayuda de su tía una y otra vez. A veces se paseaba en la resbaladilla, ya estaba oscureciendo, el viento se sentía helado. Entonces la tía tomó a Yana para marcharse, la dejó en el coche, se regresó por la carreola y otras cosas, no fueron más 5 minutos, el tiempo ideal para que Sharaliyeva corriera detrás de ese árbol y bajará a Yana del coche. Comenzó a correr rápidamente, la tía intentó alcanzarlas pero cayó a mitad de camino. La pequeña era tan dulce que ni siquiera mostró resistencia ante el secuestro. La mujer despiadada aprovechó para tomar un taxi que iba pasando en el momento y se dirigió a un río cercano. Al llegar empezó a jalonear de una manera cruel a la pequeña, no había absolutamente nadie, sólo se escuchaba el agua correr. La aventaba con toda su fuerza contra el piso, Yana no entendía lo que pasaba y en su inocencia no hacía más que llorar y pedir los brazos mientras decía: ¨Quiero a mi mamᨠfue entonces cuando la mujer empezó a patearla sin corazón, sin importarle los gritos de dolor o la sangre que corría por su pequeño cuerpecito. La niña ya no tenía fuerza para levantarse, su llanto se escuchaba muy bajo, sus costillas estaban rotas. Pero ni verla tirada en el piso agonizando le tocó el corazón a esta mujer, los celos y la rabia que había guardado por tantos años fueron más fuertes. Cargó a Yana, no para ayudarla, decidió lanzarla a las aguas furiosas de aquel río y terminar con su hazaña. 




Más tarde el cuerpo de Yana fue encontrado a las orillas del otro lado del río, después de haber sido lastimado de esa forma. El esposo de la asesina se encontraba totalmente asombrado pues jamás imaginó que su mujer sería capaz de algo así e inclusive pensaba que ya había aceptado a Yana.  

La mujer se encuentra en prisión esperando la decisión de las autoridades, ese rencor que provocaron sus celos la llevó a matar a una inocente, dejando a sus hijos solos. Y a un hombre sumamente arrepentido de lo que hizo.
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad