Badabun te recomienda

Encuentran una Biblia vieja que prueban que la iglesia nos ha mentido por 2000 años

noticia religión sorpresa conspiración poder antiguo real

La iglesia es una institución muy poderosa, y aunque no todas las personas sigan al pie de la letra las enseñanzas del Cristianismo o del Catolicismo todos conocemos La Biblia, o al menos tenemos una idea de quién es Jesucristo y lo que su figura representa para sus fieles.

No es desconocido que la Biblia es el libro más vendido en todo el mundo, ya que en varios países de latinoamérica, la religión Católica es la predominante, por ello, no puede faltar en los hogares de las familias latinas un ejemplar. Aunque en realidad hay muchas cuestiones extrañas que rodean a este famoso libro y la autenticidad de éste es la principal. A grandes rasgos sabemos que no tiene un solo autor, sino que son varios, y lo más inquietante de todo, es que los llamados Apóstoles que escribieron los Evangelios, es decir las secciones que conforman las escrituras sagradas, ni siquiera son de la misma época que Jesucristo.



Existen muchas dudas e inconsistencias, como ya mencionamos, pero una de las mayores interrogantes de los historiadores apareció recientemente, con el surgimiento de un misterioso libro cuyo contenido está haciendo temblar a los más grandes líderes de la Iglesia católica; en el Vaticano pidieron llevar a cabo una inspección para poder asegurarse de la autenticidad del mismo, lo que revela este escrito es realmente increíble y pone en riesgo todo lo que la Iglesia ha dicho hasta el momento…

Se trata de una vieja Biblia que sencillamente prueba que la iglesia nos ha mentido por más de dos mil años. El documento del cual hablamos se encuentra resguardado en el Castillo de Ankara en Turquía y se trata de una especie de Biblia Negra escrita con letras de oro sobre hojas de cuero y la cual se conoce como: ¨El Evangelio de Bernabé¨, en una de sus páginas oscurecidas por el paso del tiempo y el desgaste da a conocer la imagen de Jesucristo no como el Mesías, sino como un profeta más; también contiene información que asegura que éste no fue crucificado, dice el antiguo libro que quien realmente murió en la cruz fue Judas Iscariote, por lo que todo el relato de la resurrección de Cristo al tercer día queda descartado según este evangelio.



Además de asegurar todo lo anterior, menciona el profeta que Jesús ascendió vivo a los cielos, y que el apóstol Pablo no era más que un impostor; otro detalle es que en el escrito señala que Jesús predijo la llegada de Mahoma (fundador del Islamismo) 700 años después y que tuvo otra visión profética sobre la llegada de un segundo Mesías Islámico del cual aún no se tiene conocimiento. 


Toda esta información parece obra de una conspiración contra la Iglesia o incluso un acto terrorista por parte del Islam; hace poco en una cadena de noticias iraní llamada Basij Press, se informó que gracias a este documento el mundo se daría cuenta que la verdadera religión es la Islámica, por lo que muchos historiadores dudan de la autenticidad del llamado ¨Evangelio de Bernabé¨ alegando que es propaganda a favor del terrorismo y el fanatismo religioso de la religión islamista. Pero como ya habíamos mencionado antes, la Iglesia católica ha manipulado también la información a su conveniencia, ya que se ha encargado de ocultar lo que dice el escrito, y así como éste, hay muchos evangelios descartados a los que les llaman ¨apócrifos¨ mientras que los aceptados por la Iglesia son llamados ¨Canónicos¨; aunque casualmente todos los que niegan a Jesucristo como el mesías, son considerados como no válidos pero.. ¿Quién decide? pues aparentemente el Vaticano, quienes obviamente jamás darán como real ningún escrito que cuestione la existencia de su salvador, a quien le deben todo el crecimiento y poder que tiene su Iglesia.


Claro, que lo mismo puede ocurrir con el evangelio de Bernabé, ya que han encontrado algunas inconsistencias en el tiempo, como asegura Phil Lawler, periodista católico, quien comentó que el escrito con letras de oro fue hecho 400 años después de la muerte del profeta, pero sin embargo, en los evangelios ¨canónicos¨ existen varios ejemplos similares, por lo que sólo nos queda preguntarnos ¿A quién creerle? Ustedes tienen la última palabra.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad