Badabun te recomienda

Ella tiene 4 años y su marido 30. Cuando sepas por qué se casaron llorarás de alegría


Detrás de esa hermosa sonrisa y esa carita de ángel, existe una historia que te conmoverá el corazón. 


Se trata de Abby, una encantadora niña de 4 años que padece de cáncer infantil, tiene leucemia, una enfermedad que por lo general ataca a los infantes. 



Se encuentra internada en el Hospital Infantil de Nueva York, una de las mejores clínicas para tratar el cáncer en el mundo. Desgraciadamente, a pesar de los esfuerzos, Abby pierde la guerra contra esa terrible enfermedad. Cada día se debilita más su cuerpo, pero no su ánimos. 

Ella se mantiene feliz y esperanzada, pues a pesar de su edad, un hombre ha llegado a su vida. Se trata de su enfermero predilecto, Matt Hickling, persona encargada de sus cuidados y su supervisión diaria. 



Al poco tiempo de conocerlo, Abby le contó a su madre que se había enamorado de su enfermero y que quería casarse con él. 


Su madre, sorprendida quedó conmovida con la alegría de su pequeña, así que habló con todo el equipo del hospital, incluyendo el futuro novio y en tan solo 24 horas, habían preparado una boda sorpresa para la hermosa Abby.

Al entrar a la habitación, Abby observó que volaban pétalos y la música tradicional para el matrimonio. Fue en ese momento que Matt pregunta "Abby ¿Quieres casarte conmigo?" y la pequeña grita de emoción ¡Acepto!. Después, su propio doctor vestido de sacerdote, les da la bendición y los esposos intercambian unos lindos anillos con un gran diamante de caramelo. 


Comieron, rieron y festejaron. Abby y su nuevo esposo Matt  de 30 años relucían de alegría. Un ambiente de esperanza y amor se respiraba en esa habitación de hospital. 



En ese momento llegó el regalo de Matt para su nueva esposa, un hermoso auto último modelo con un letrero en la parte de atrás que decía "Recién casados". 


Matt afirmó que nunca olvidaría ese momento, pues no hay nada más importante para un enfermero que llevar un poco de felicidad y luz a sus pacientes. Estamos seguros que Abby tampoco lo olvidará.  


A los pocos meses, Abby falleció como se había previsto; sin embargo, ese hospital jamás olvidará esa hermosa boda que llenó de alegría el corazón de una pequeña tan linda y especial. 

Solo podemos terminar diciendo que en BADABUN, creemos que estás son las pequeñas cosas que hacen la diferencia. Esperamos que los padres de Abby hayan encontrado consuelo a su dolor. Estamos seguros que en el corazón de muchos, incluyendo el nuestro, vivirá la sonrisa de esa pequeña, la novia más hermosa que jamás se ha visto en Nueva York.
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad