Badabun te recomienda

Él publicó la foto del primer baño de su hija y eso la salvó de una muerte dolorosa

icteria icteriadelreciennacido enfermedadesreciennacido imgur Facebook padresalvavida  redessociales fotosderecienacido

Cuando una persona se convierte en padre o madre, lo más común es que llene sus perfiles en redes sociales de imágenes de su bebé. Aunque la gran mayoría de sus contactos se harta de ver tantas imágenes iguales del mismo niño o niña, puede darse el caso de que ocurra algo extraordinario como en esta historia. 

Jake Ryan estaba feliz con el nacimiento de su pequeña Sofía y mientras su esposa dormía, decidió organizar todo para el primer baño de la bebé en casa. Una vez que terminó de bañarla, decidió tomarse la clásica selfie como el orgulloso padre que era, más porque su chiquita no se veía tan feliz de haber estado en la tina. 





Mientras esperaba que los biberones de la pequeñita se esterilizaran, Jake aprovechó esos minutos para subir imágenes a sus redes sociales, Facebook, Twitter y hasta Imgur, fue en esta última donde pasó lo increíble…



Mientras la joven pediatra Anna Smith revisaba imágenes de recién nacidos en Reddit, se topó con la imagen de Jake y decidió dejar el siguiente mensaje como comentario : “¿No tiene los ojos un poco amarillos? Es lo que me parece, pero es difícil de decir, porque la imagen ya es un poco amarillenta de por sí. Probablemente no sea nada, pero puede ser un síntoma de ictericia del recién nacido. Si tiene la piel y los ojos un poco amarillos, quizás deberías ver a un médico. Soy una pediatra un poco paranoica, de ahí mi preocupación”.

El comentario de Anna no fue en vano, Jake y su esposa llevaron a la hermosa Sofía con el médico y en efecto, padecía un caso de icteria bastante avanzado. Esto ocurre cuando el bebé tiene altos niveles de bilirrubina en la sangre, por lo general es desechada con ayuda del hígado cuando el bebé hace del baño, pero si el hígado no es lo suficientemente maduro, el bebé debe hidratarse constantemente con leche materna. Si este exceso no se controla,  provoca daños cerebrales irreversibles como sordera y parálisis. Gracias a la foto publicada por este hombre, su pequeña hija pudo salvarse de una muerte segura y dolorosa. 
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad