Badabun te recomienda

10 trucos para dar los besos más ricos del mundo. A tu novio se le pondrá bien dura

besos rico caliente gozar dedos divertido

No hay duda de que los besos son muy importantes a la hora de “hacerlo”, pero muchos solo lo dejamos en el típico beso y nos vamos directo a lo que vamos, pero este es algo súper rico que no deberíamos subestimar y no necesariamente debe ser en la boca, sí sabes a lo que me refiero ¿Verdad? Por eso te decimos las formas más ricas de dar besos con las que seguro elevarás tu gozo hasta el punto máximo ¡Qué calor! Tu juego previo será mucho más divertido, así que ¡Atrévete! Y pon manos a la obra de inmediato.



1.- Beso en cámara lenta; acerca tu boca muy despacito hasta la suya y empieza a besarlo con tu labio inferior y con la parte de adentro.


2.- No te aferres a un solo labio, cambia entre uno y otro, abre mucho tu boca y luego poco, que sea una combinación de distintos movimientos.  


3.- Abrasa tu lengua con la suya  y dale ricos masajitos o empujoncitos por los lados o simplemente gírala un poco. Él se calentará en segundos.

4.- No pienses en una formula especial para besar, déjate llevar y haz lo que sientas rico.


5.- Olviden los prejuicios tan solo gocen y dejen que todo fluya de forma natural, solo ten cuidado con la saliva y no des lengüetazos a lo loco, verás que con esto el juego previo será más rico.



6.- La boca no es el único lugar para dar besos, es bueno empezar ahí pero ¡Atrévete!  Y  muévete hacia sus orejas y baja muy despacio por su cuello hasta llegar tan abajo como quieras ¡Qué rico!

7.- No todos los besos deben ser atascados, los lentos también son súper ricos, mantén unida su boca con la tuya un ratito y después empieza a despegarlos muy despacito ¡Uff! Ese será un beso que recordará siempre.


8.- Este es un beso MUY rico, empieza en los hoyitos de la clavícula y lentamente baja  y baja, al mismo tiempo que dejas pequeños chupetoncitos, haz como si chuparas agua de su cuerpo a medida que bajas hasta llegar a ese lugar que tanto nos gusta.

9.- Dale besos en sus dedos y chúpalos lentamente hacia arriba y hacia abajo, sacándolos y metiéndolos despacito una y otra vez a tu boca, da vueltas con tu lengua alrededor de sus dedos. A él le encantará esto, ya sabes, sentirá que algo se eleva entre sus piernas.


10.- Desliza tu lengua lentamente desde su cadera en esa “ V” que tanto nos gusta y ve bajando lentamente a punta de besos y mordiditas hasta que llegues a ese lugarcito que lo vuelve loco.
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad