Badabun te recomienda

Jugó junto a sus padres sin saber que estaban muertos. Inocentemente trató de despertarlos

nino muertos padres triste templo

Muchos vivimos nuestra vida diaria en una burbuja y simplemente no nos damos cuenta de lo que sucede en el mundo o a nuestro alrededor, por eso para muchos es difícil pensar que cosas tan trágicas puedan suceder y por eso ignoramos lo que sucede.



La verdad es que muchos de nosotros no podríamos soportar las cosas tan trágicas y dolorosas que pasan cada día, sobre todo en los países más pobres donde es desgarradoramente común que miles de personas y niños mueran drásticamente a causa del hambre, la enfermedad y hasta de la guerra. No significa que antes no pasaran este tipo de cosas sin embargo ahora con la existencia de los medios de comunicación hacen que cualquier noticia pueda viajar rápidamente de un extremo del planeta al otro, es así como nos enteramos de esta historia, seguro que al leerla no podrás contener el llanto y te sentirás extremadamente agradecido por la vida que tienes.

En la India millones de personas viajan en peregrinaciones a templos sagrados cada año, mientras que para algunos esto es el sueño de su vida otros lo hacen con la esperanza de ser salvados de graves enfermedades y hasta para pedir que sus seres queridos tengan una vida mejor ya que la condición económica en este país es en extremo marginal.


Una de las estaciones de tren más transitadas por los peregrinos de este país es la de Muniraban en Koppal, donde un pequeño niño de tres años viajaba con sus padres  para visitar el templo de Huligemma, en la noche de su llegada a la estación la familia decidió pasar la noche en los pasillos, al día siguiente todos veían al pequeño jugar junto a sus padres mientras ellos dormían, sin embargo las horas pasaron y esta escena no cambiaba lo que llamó la atención de las personas del lugar, los padres no se despertaban y el niño se veía hambriento y con frío hasta que notaron que el pequeño intentó despertar a sus padres una y otra vez sin tener éxito, así que decidieron  acercarse al chico y a sus padres quienes lamentablemente habían perdido la vida durante la noche, los padres tenían horas muertos pero el angelito no podía comprender esto y solo esperaba a que se despertaran para poder seguir su camino, los testigos comentan la increíble lealtad del pequeño para esperar a sus padres sin importar el hambre, frío o el tiempo, el solo permanecía tranquilo jugando con un muñeco de madera viejo y gastado. 

La gente llamó a la policía para pedir ayuda mientras le hacían preguntas al pequeñito de tan solo tres años a lo que él respondió que venían desde Gadag, las personas que presenciaron esto no podían creer lo que había sucedido y lloraban, al llegar las autoridades lo quisieron retirar para llevarse los cuerpos sin vida de sus padres, pero el niño se aferraba fuertemente a ellos llorando con desesperación ¿Por qué le querrían quitar a sus padres? Pensaba de seguro el niño, sin duda fue una escena desgarradora ¿Cómo explicarle a un angelito de tres años que jamás podrá volver a abrazar o besar a sus padres? 



Las autoridades identificaron a los difuntos como Iranna Talawar de 50 años y Manjula de 40 años, quienes vivían en  Annigeri, Gadag, comentan que la pareja decidió abandonar el tren junto con su hijo mientras viajaban hacia Koppal, no se sabe aún por qué hicieron esto ni los motivos de su misteriosa muerte aunque se sospecha de suicidio. Tan solo imagina las circunstancias que llevaron a estos padres a suicidarse frente a su hijo.

Después de tan triste y traumática experiencia el pequeño fue entregado a familiares de sus padres después de pasar algunos días junto a otros niños huérfanos en el comité de Protección del niño. Por más que esto parezca un suceso aislado lamentablemente es algo muy común.

Fuente: upsocl.com
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad