Badabun te recomienda

Fue torturada y quemada por días pero un niño de 4 años la encontró y 3 semanas después…

rescate animal perro torturado perro quemado perro abandonado perro rescatado esperanza amor humanidad

Justo en medio de una calle de la ciudad de Houston en Estados Unidos se encontraba esta perrita. Su vida no había sido fácil, a juzgar por su apariencia había sufrido maltratos horribles y su piel mostraba signos de tortura a base de descargas eléctricas y fuertes quemaduras ¿quién pudo haberla lastimado tanto?




Miles de personas pasaban diario por ahí, se podían escuchar expresiones de asco, algunos sentían lástima pero igual no la ayudaban, se sorprendían de que siguiera viva a pesar de lucir tan mal. Las pulgas y las garrapatas habían hecho de la pobre perrita un hogar y en sus ojos parecía pedir que la mataran por lo miserable que era su vida.


Pero todo cambió cuando un niño pasó por ahí, la vio y le tomó una foto que después compartió en sus redes sociales con el comentario “Esto no debe pasar, es tiempo de detenernos”. 



Aunque lo hizo con buena intención, no contaba que su fotografía alertaría a los grupo de rescate animal de la zona. Patty, miembro de la organización “Mascotas vivas de Austin” la compartió y rápidamente se movilizaron otros conocidos para localizar a la perrita y salvarla de morir.


Cuando la perrita fue encontrada, los rescatistas se dieron cuenta de que no estaba sola, a su lado había un pequeño cachorro. Ambos estaban llenos de animales, tenían sarna y estaban muy desnutridos.




Los perros recibieron un baño medicado, curación en sus heridas, alimento y una cama donde por fin pudieron descansar adecuadamente. Tristemente el cachorro murió un par de días después, pues su desnutrición era demasiado grave. Por su parte la perrita fue nombrada “Calabaza” y ya que sanó, fue adoptada.




Hoy Calabaza es otra, sus heridas han sanado por completo y un pelo blanco cubre todo su cuerpo. Las seis semanas de su recuperación fueron difíciles, ella no sabía lo que era el cariño, pero poco a poco fue conociendo otra manera de vivir que le permitió disfrutar lo que tanta falta le había hecho.

Fuente: Nolocreo
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad