Badabun te recomienda

Dos sencillas formas de aprender a silbar de una vez por todas. Parecerás profesional

silbar aprender razon sencilla truco chiflar

Si eres de esas personas que se mueren de la envidia porque ve que las demás personas chiflan como si tuvieran un trompeta, mientras a ti no te sale ni un silbidito, pues déjame decirte que es tu día de suerte. Hoy vas a conocer las mejores formas y los mejores trucos para chiflar. Vas a sacar un sonido tan fuerte que hasta podrás romper los cristales de las copas y de las ventanas. 

Estas son las dos formas más sencillas de aprender a silbar de una vez por todas. 


1. Lo primero que tienes que hacer es juntar tus dedos índice y anular, y hacer una especie de letra A con las dos manos. 



2. Después mete el labio de abajo y tapa con el todos los dientes inferiores. 


3. Tienes que hacer una especie de arco con la lengua; jálala para atrás y ahí déjala. 


4. Mete a la boca los cuatro dedos, aproximadamente hasta donde está la primera arruga de la yema y presiona los labios y la lengua.


5. Lo que tienes que hacer ahora, es soplar despacio y mover el arco de la lengua para atrás y para enfrente, hasta que notes que está saliendo el sonido que quieres. Cuando salga el sonido sopla con toda la fuerza y verás que vas a aturdir a todos a tu alrededor. Practica un poco hasta perfeccionar la técnica. 



Si esta forma no te funcionó tan bien como esperabas, te vamos a dejar otra para que lo intentes. Con una de las dos tiene que funcionar.

1. Primero tienes que tener los labios bien húmedos; asegúrate de remojarlos con un poco de saliva. Después, mete los labios a la boca, cubriendo totalmente los dientes. No se van a quedar así, vas a tener que moverlos  y encontrar un punto exacto.


2. Otro factor importante aquí, son los dedos. Ellos se tienen que encargar de tener los labios fijos sobre los dientes. Tienes que hacer una especie de garra con el pulgar y el índice, y meterlos en tu boca. Deben de estar en los extremos, en las comisuras. 


3. La lengua juega el papel más importante. Tienes que ponerla hasta atrás de la boca y hacer un arco con ella. Tus labios húmedos, los dedos en las comisuras sujetando los labios y ahora sí, sopla. Empieza soplando despacio y si no consigues silbar, mueve un poco la lengua hacia arriba y estira más los labios. Practica y listo. 


Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad